Grupo HYPE

Ejemplos de rebranding

5 ejemplos de rebranding desastroso

El rebranding de una marca es un momento delicado. Toda marca puede encararlo de la forma adecuada y mejorar la percepción y el posicionamiento de su marca. Y también pueden meter la mata hasta el fondo.

La Rioja Turismo (2018)

Ejemplo rebranding La Rioja

Votado nada más y nada menos como peor rebranding de 2018 por los usuarios de Brandemia, el nuevo logo de La Rioja Turismo ha pasado desapercibido para los turistas, pero no para la comunidad de diseñadores de Internet.

En su búsqueda de alejarse del estereotipo de comunidad exclusivamente vinícola, el gobierno de La Rioja decidió dar un giro a la imagen proyectada en el exterior. En un intento de no perder la esencia que ha convertido a la región en referente mundial en enología, la marca mantiene el rojo vino en su logo. Con poco éxito.

Si bien es cierto que el anterior logo estaba lejos de ser perfecto, el nuevo ni se acerca a cumplir su cometido. No tiene personalidad. Aunque parezca lo contrario, el tratamiento de la tipografía es prácticamente inexistente y no combinan la principal y la secundaria. Un paso atrás en identidad de marca para La Rioja Turismo.

Yahoo (2013)

Ejemplo rebranding yahoo

Yahoo pedía un rebranding a gritos. A pesar de tener un logo con mucha personalidad, original, potente… Gritaba 90’s ya entrada la década de los 2010. Y en 2013 la compañía se puso manos a la obra.

Uno de los gigantes de Internet más legendarios necesitaba acometer cambios más profundos, pero por algo había que empezar, ¿no?

En 2013 y recién llegada al puesto, Marissa Mayer se puso al frente del equipo de diseño de Yahoo y lideró un rebranding que nació obsoleto, que no supo captar lo mejor del anterior logo, lo que lo hacía único y reconocible, y restando personalidad a una marca que, con sus errores y aciertos, tenía una identidad con eso que otras marcas buscan y no tienen.

Con este vídeo cargaban de HYPE el lanzamiento de su nuevo logo unos días antes de lanzarlo en directo al mundo:

GAP (2010)

Ejemplo rebranding GAP

Un logotipo con solera, nada más y nada menos que más de 20 años, se renovó de la noche a la mañana, sin previo aviso. Como ese adolescente que de golpe y porrazo llega a casa con el pelo rosa sin avisar a su estricta madre.

Y pasó lo que tenía que pasar: que la nueva imagen duró apenas 6 días.

Durante las navidades de 2010, GAP lanzó el malogrado logotipo. Lo hicieron sin previo aviso. El logotipo original desapareció y fue reemplazado por el nuevo, la palabra GAP en una fuente en negrita y un cuadrado, con un degradado en diagonal de azul claro a azul oscuro.

La catástrofe comenzó a fraguarse cuando los portales especializados en diseño empezaron a reírse del cambio. Y terminó de estallar cuando prácticamente todo fan de la marca en Internet puso el grito en el cielo.

En un logo de lo más identificable, tratan de darle un estilo más actual pero cambiándolo demasiado, dejándolo irreconocible. Cambian tipografía, estructura, concepto. Cambian todo y no saben quedarse con lo bueno.

KRAFT (2009)

Ejemplo rebranding Kraft

Una de las grandes multinacionales de la alimentación a nivel global, Kraft, decidió que era hora de renovar su identidad.

Tenían un reto por delante: dar un aire nuevo y actual a su imagen de marca y al mismo tiempo no perder la potencia de un logo que es tremendamente reconocible.

Las cosas no terminaron de salir bien.

En su intento por dar una vuelta de tuerca a su identidad, se pasaron de rosca. El resultado final fue uno de los logotipos más insulsos, sosos y sin personalidad que se recuerdan en una empresa de esta envergadura.

Un diseño excesivamente genérico, una tipografía (Tekton) de la que es mejor no hablar y una perdida brutal de presencia e impacto en su logotipo. Estas fueron algunas de las razones que hicieron que la marca norteamericana diese marcha atrás a los 6 meses de presentar esta nueva identidad.

Pepsi (2008)

Ejemplo rebranding Pepsi

La identidad corporativa de una marca como Pepsi es uno de los casos más complejos sobre los que se puede debatir. No es fácil competir en este ámbito con Coca-Cola. Que más allá de las cuotas de mercado que acumula, cuenta con una identidad totalmente atemporal y brillante.

En 2008 se propusieron un nuevo cambio en su logo – hasta 11 cambios de logo han acometido desde su fundación.

La idea era aportar un nuevo enfoque, algo que: sin cambiar drásticamente el diseño, si consiguiese trasmitir algo nuevo. Quizás tenían en mente recordar un poco a la felicidad por la que aboga en su comunicación su principal competidor.

La forma de ejecutar la idea fue girar el logo y pronunciar la curva en la zona central para evocar una sonrisa. Pocos ven en el resultado final una sonrisa. Y por si fuera poco, para que esto tenga sentido el logo se aplica de forma diferente en el packaging de muchos de los productos de Pepsi. Un desastre de proporción mundial.

¿Echas de menos algún rebranding catastrófico en esta lista?

No Comments
Post a Comment