Grupo HYPE

5 puntos a tener en cuenta antes de emprender

Es un término sobreutilizado, incluso algo manido. Emprender se ha convertido en el mantra de escuelas de negocio, universidades e incluso institutos. Pero lo cierto es que la cultura del emprendimiento no está tan asentada en España como lo está en países como Estados Unidos o la India.

No por ello hemos dejado de hacerlo. Cada semana surgen nuevas startups españolas, cada mes hay alguna que despunta y llama la atención a nivel internacional. Y cada año hay un selecto grupo de ellas que dan el verdadero salto a las cifras millonarias.

¿Y que diferencia exactamente a las que triunfan de las que no lo hacen?

Mucho se ha teorizado sobre qué tienen en común startups como Deliveroo, JobandTalent o Hawkers. Y lo cierto es que aún no se ha conseguido encontrar ninguna fórmula definitiva del emprendimiento, ningún santo grial del lanzamiento de proyectos innovadores.

Pero sí podemos daros, desde la experiencia con nuestros clientes y con los proyectos en los que hemos participado, 5 consejos que deberías tener en cuenta antes de lanzarte a la aventura.

Dedícate a hacer algo que dominas

Emprender

Emprender implica de por sí muchas complicaciones. Encontrarás infinidad de obstáculos en el camino que tendrás que salvar. Pero esas dificultades pueden convertirse en insalvables si te tiras a la piscina sin saber nadar.

Es fundamental desarrollar una idea de negocio en un campo sobre el que tengamos conocimientos profundos. Por mucho que el block chain sea un boom a nivel global, es una pésima idea iniciar un emprendimiento sobre ello si no tienes unos conocimientos avanzados sobre los sistemas de cadenas de bloques.

Puede que tengas un conocimiento muy profundo sobre carpintería, porque tu padre era carpintero y viviste desde muy pequeño el oficio. Es preferible que te estrujes la sesera innovando en un sector como ese, no tan trendy, pero que conoces al dedillo.

El que no arriesga, no gana, el que arriesga demasiado, pierde seguro

Riesgo en emprendedores

Es cierto el cliché, todo proyecto emprendedor implica un cierto grado de riesgo, a veces alto. Pero en la medida del riesgo está la diferencia entre el éxito y el desastre.

Cuando un negocio implica un riesgo extremadamente alto, deja de merecer la pena poner en juego tu patrimonio o el de tus inversores. Lo fundamental es emprender sin miedo a arriesgar, con confianza en nuestra idea, pero teniendo una forma realista de medir y controlar el grado de riesgo que se asumen.

El equilibrio innovador/conocido

Emprendedor innovador

¿Habría triunfado Facebook o Instagram en los años 80? No. Sin lugar a dudas, en el contexto de aquella década se habría quedado en una idea futurista e innovadora, pero no habría tenido mercado en el que crecer.

Por ello, en el ámbito de la investigación se permiten licencias que no son aplicables al mundo de los negocios.

Por muy increíble que resulte nuestro producto o servicio, si prácticamente nadie va a ser capaz de utilizarlo o comprenderlo, nunca será rentable.

Tu negocio debe enamorarte a ti primero

Emprendedor

Pregúntate:

  • ¿Estás enamorado de lo que estás creando?
  • ¿Lo comprarías?
  • ¿Se lo recomendarías a un amigo o familiar?

Si alguna de estas respuestas es no, algo va mal. Tú debes de ser el primer prescriptor de tu idea. Un negocio debe de ser increíble para quien lo impulsa e incluso no sólo para los socios fundadores, sino para todo el equipo que lo desarrolla.

Si no eres capaz de convencerte a ti mismo, difícilmente vas a ser capaz de convencer a nadie para que lo compre.

¿Hay clientes?

Clientes emprendedores

Y por fin, hemos llegado a la clave de todo esto.

Volvemos a formular la pregunta: ¿hay clientes dispuestos a pagar dinero por el producto o servicio que tienes en mente?

Si es así, hay negocio. Si no lo tienes claro, deberías investigar y estudiar más en profundidad la cuestión hasta llegar a una conclusión clara.

 

En definitiva, hay mucha gente con el gen emprendedor. Somos muchos los que hemos tenido claro en algún momento que queríamos desarrollar una idea. Convertirla en nuestra forma de vida y en un negocio rentable.

El concepto de emprendedor es poderoso y ha inspirado a mucha gente a iniciar un camino aún sabiendo que encontrará dificultades en él. Por eso compartimos estos cinco consejos, desde la experiencia y el corazón, para haceros ese camino un poco menos complicado.

¿Echas en falta algún punto clave a tener en cuenta antes de emprender? Escríbenos a hola@grupohype.es y lo incluiremos en este artículo 😊

No Comments
Post a Comment